Mi silla ideal

Mi silla ideal

Una de las cosas más difíciles de conllevar es encontrar una silla que cumpla con todas las funciones que uno necesita, así como también se buscan sillas de alta resistencia, cómodas y muy livianas.

Dentro de este articulo podremos hacer mención sobre cuál es la silla de ruedas adecuada, eficiente y resistente. Para que puedas hacer uso de ella de la mejor forma sin tener alguna repercusión.

Medidas adecuadas

Depende el tipo de lesión o discapacidad es la silla que se va a usar en este articulo nos vamos a centrar en los dos tipos de sillas más comunes. Que en este caso son las de clínica y las activas.

Sillas de clínica

silla de clinica.jpg Normalmente en un hospital, en una clínica o un centro de salud se van a encontrar este tipo de sillas ya que en la mayoría de casos pueden usarlas personas de 15 años en adelante, ya que es muy común que sean amplias en el asiento, el respaldo, etc. por lo cual pueden sostener a personas grandes.

Estas sillas cuentan con un posa pies, que en la mayoría de los casos son removibles, así como un descansa brazos y agarraderas con las cuales, una segunda o tercer persona puede usar para hacer algún traslado, de la persona que hace uso de ella.

Están recomendadas para personas que tienen poco movimiento, como personas de la tercera edad, tetrapléjicos, cuadripléjicos, etc. (depende lesión, discapacidad y movimiento).

Depende el tipo de lesión que se tenga, discapacidad, etc. se hará uso de el; como se ha mencionado anteriormente, por el tipo de estructura, puede ocasionar alguna deformidad en extremidades inferiores, óseas y musculares. Por eso es que es recomendable usar por poco tiempo y después cambiar a una activa de uso diario.

Silla activa

silla activa.jpg Este tipo de silla activa, cambia su estructura en su totalidad, por lo que se tienen que tomar en cuenta muchas cosas para que se haga un buen uso de ella.

La fabricación de estas sillas normalmente son hechas a la medida por lo que se recomienda se tome en cuenta las siguientes medidas, antes de hacer un pedido o de la fabricación de la silla.

FB_IMG_1466307906278.jpg

Esta silla te servirá para modular la espasticidad, y mantener una correcta alineación del cuerpo, lo cual se hará sin algún gasto energético por parte del portador. Es por eso que la silla debe de ser personalizada y especifica en cada caso.

La altura del asiento, el reposabrazos, el posapies, debe ser aquella que permita un ángulo de 90° de flexión en cadera, rosillas y tobillos, tronco erguido y 90° de flexión en codo. Así como se muestra en la imagen.

FB_IMG_1466307906278.jpg Se deben situar una correcta posición en la silla, colocando las nalgas al final de ella, la altura del respaldo va a variar según el tipo de lesión y el control de tronco y cabeza que se tenga. Los pies estarán colocados en el posapies, según la trayectoria que se recorra.

Hay que evitar malas posturas en la silla ya que pueden ocasionar problemas crónicos, como ulceras, malformaciones, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *